Reino de los jardines de Dessau-Wörlitz

Los jardines de Dessau-Wörlitz (en alemán: Dessau-Wörlitzer Gartenreich), también conocidos como las tierras inglesas de Wörlitz, son el mayor jardín inglés de Alemania y de la Europacontinental. Situados a orillas del río Elba, en la ciudad de Dessau, en los distritos deAnhalt-Zerbst y Bitterfeld, en el estado federado de Sajonia-Anhalt.

800px-Wörlitzer_See_mit_St._Petri

Fueron creados a finales del siglo XVIII bajo la regencia del duque Leopoldo III Federico Francisco de Anhalt-Dessau (1740-1817), a su vuelta del Grand Tour a Italia, los Países Bajos, Inglaterra, Francia y Suiza, que había hecho junto con su amigo el arquitectoFriedrich Wilhelm von Erdmannsdorff. Ambos, fuertemente influidos por los ideales de laIlustración, pretendían superar el concepto de jardín formal de la época barroca en favor de un paisaje naturalista como el que habían visto en los jardines de Stourhead yErmenonville. Desde el año 2000, el paisaje cultural de Dessau-Wörlitz está consideradoPatrimonio de la Humanidad por la Unesco, por su riqueza de agua y diversidad, abarcando un área protegida de 14.500 ha dentro de la Reserva de la Biosfera del Elba Medio.

Oranienbaum

800px-Schloss_Oranienbaum_Ehrenhof

Los jardines tienen su origen en el siglo XVII, cuando el matrimonio del bisabuelo de Leopoldo, el príncipe Juan Jorge II de Anhalt-Dessau con la princesa holandesa Enrieta Catalina, hija del príncipe Federico Enrique de Orange (en neerlandés, Oranje), trajo en 1659 un equipo de ingenieros y arquitectos de losPaíses Bajos bajo la supervisión del arquitecto Cornelis Ryckwaert para diseñar la ciudad, el palacio y un jardín barroco en el anterior asentamiento de Nischwitz, rebautizado como Oranienbaum en 1673. La influencia holandesa fue dominante en el Principado de Anhalt-Dessau durante muchas décadas.

El palacio de Oranienbaum se acabó en 1683 como residencia de verano de Enriqueta Catalina, donde ella se retiró después de la muerte de su esposo en 1693. El rico amueblamiento incluye papel pintado de cuero, y un comedor equipado con baldosas de Delft. Desde 1780 en adelante, el duque Leopoldo III hizo que el palacio y el parque fueran reconstruidos en estilo chino, según las teorías de sir William Chambers, con varios puentes en arco, una casa de té y una pagoda. En 1811, se construyó la orangerie, de 175 metros de largo, una de las más grandes de Europa, que aún sirve para proteger una amplia colección de cítricos. El palacio de Oranienbaum, junto con el parque y la concepción de asentamiento geométrico, forma uno de los pocos diseños de las pocas ciudades barrocas holandesas originales en Alemania. La reina Beatriz de los Países Bajos, princesa de Orange-Nassau, inspeccionó las obras de restauración el 3 de marzo de 2004

Parque Wörlitz

Woerlitz5

 

El parque Wörlitz central queda junto a la pequeña ciudad de Wörlitz en un ramal del río Elba, lo que le hace rico en agua y diversidad. Fue diseñado entre 1769 y 1773 como uno de los primeros jardines ingleses del continente. Según los ideales del duque Leopoldo III, el parque serviría como una institución educativa en arquitectura, jardinería y agricultura, por lo tanto, grandes partes están abiertas al público desde el principio. La mayoría de los edificios fueron diseñados por Erdmannsdorff, mientras que los jardines fueron diseñados por Johann Friedrich Eyserbeck (1734-1818), un arquitecto de jardines que estaba en deuda con semejantes antecedentes británicos como Claremont, Stourhead y jardín de paisaje Stowe.

800px-Woerlitz_Stein_Hamilton

Vista de la isla de Stein y la villa Hamilton.

 

Los jardines están protegidos de las inundaciones del río Elba en el norte por una presa que es también un paseo de circunvalación que ofrece numerosas vistas a lo largo de las líneas de vista del parque.

El palacio de Wörlitz acabado en 1773, residencia del duque Leopoldo y su esposa Luisa de Brandeburgo-Schwedt, fue el primer edificio neoclásico en lo que actualmente es Alemania. El palacio y su interior con valiosos gabinetes del estudio de Abraham y David Roentgen, así como una gran colección de porcelana de Wedgwood eran accesibles al público. Luisa tenía su casa privada en la adyacente Graues Haus (Casa Gris). En el borde oriental del jardín del palacio se encuentra unasinagoga construida en 1790 como una rotonda que sigue el modelo del Templo de Vesta en Roma. El edificio que expresaba la tolerancia religiosa de Leopoldo se salvó de la demolición en la «Noche de los cristales rotos» de 1938 por el guarda del parque, que por ello perdió su empleo. La iglesia neogótica de San Pedro, en el oeste, con su aguja de 66 metros de alto, se acabó en 1809.

800px-Wörlitz_Schloss

 

Palacio de Wörlitz.

La filosofía de Jean-Jacques Rousseau y la estética de Johann Joachim Winckelmannsubyace al diseño del parque. Rousseau vio en la agricultura la base de la vida cotidiana y señaló las funciones educativas del paisaje natural. De manera nada sorprendente, el paisaje más elegante de la zona es la Isla de Rousseau en el Jardín de Neumark, que pretende imitar la isla del Parque de Ermenonville donde fue enterrado el filósofo.

El lago de Wörlitz presentaba una isla en lo alto que era un modelo del monte Vesubio. El duque organizaría fuegos artificiales que parecerían salir de un volcán en erupción para entretener a sus huéspedes. Al pie de la montaña en la isla había un edificio que pretendía sugerir la casa de William Hamilton en Pompeya, donde hizo su famoso trabajo arqueológico.

Estructuras menores del reino de los jardines, que abarca más de 25 kilómetros, tuvo ramificaciones que llegaron lejos en la arquitectura de Europa central. La «Casa gótica», comenzada por Erdmannsdorff en 1774, que tomaba como modelo la villa de Horace Walpoleen Strawberry Hill, fue una de las primeras estructuras neogóticas en el continente. El parque también presenta réplicas de templos romanos, incluyendo el Panteón construido en 1795. En los primeros años del siglo siguiente, el paisaje se enriqueció con las iglesias neogóticas en los pueblos vecinos de Riesigk (1800) y Vockerode (1811).

Los terrenos, que habían sido divididos en cuatro partes desde la construcción de una línea de ferrocarril y la Bundesautobahn 9 en los años treinta, fueron nombrados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000. El ICOMOS, sin embargo, observó que «la estructura total del paisaje ha experimentado mucho deterioro» ,. Actualmente, una carretera principal pasa a sólo unos metros de la isla de Rousseau.

Otros

640px-Dessau_Luisium

Palacio Luisium.

Otras estructuras del reino de los jardines son el Palacio Luisium, ubicado en el distrito Waldersee de Dessau, que fue un regalo del duque Leopoldo III a su esposa Luisa. Se construyó a partir de 1774 en un sencillo estilo neoclásica como casa de campo según planos de Erdmannsdorff con los jardines adyacentes, pastos y una caballeriza. leopoldo falleció en el castillo el 9 de agosto de 1817 a consecuencia de un accidente hípico.

Juan Jorge (1748-1811), un hermano más joven del duque Leopoldo III, hizo que se construyera el Palacio Georgium a partir de 1780 por Erdmannsdorff. Ubicado en un bosqueripícola al norte de Dessau, el palacio ofrece un jardín inglés con varios monumentos. Actualmente el Georgium alberga la colección Anhalt de arte, incluyendo obras de Alberto Durero, especialmente una lámina del viejo maestro de su Melancolía I, y de Lucas Cranach el Viejo.

800px-Dessau_Georgium

 

Palacio Georgium

El Palacio Mosigkau en el oeste de Dessau es uno de los pocos palacios rococó en Alemania central, recordando a Sanssouci en Potsdam, que había sido diseñado por Georg Wenzeslaus von Knobelsdorff. Se construyó entre 1752 y 1757 para Ana Guillermina de Anhalt-Dessau, la hija del príncipe Leopoldo I. El conjunto incluye una orangerie y una colección de arte de pintura barroca flamenca, que proviene de la unión del duque Juan Jorge II con la Casa de Orange-Nassau, que ofrece obras de Pedro Pablo Rubens y Antoon van Dyck.

El Palacio Großkühnau marca el límite occidental del reino de los jardines. Se construyó en 1780 para Alberto de Anhalt-Dessau, un hermano menor del duque Leopoldo III, en el lago Kühnau. El parque incluye varias islas artificiales, un huerto de frutales y un viñedo. Hoy el palacio es sede del Kulturstiftung Dessau-Wörlitz, la fundación que gestiona el parque. Más allá el reino de los jardines abarca la casa del guarda de Leiner Berg, construida en 1830, actualmente un restaurante cerca de la senda ciclable del Elba, y el parque forestal Sieglitzer Berg diseñado en 1777.

Advertisements

Tus cartas son un vino

Autor: Miguel Hernández

Miguel y Josefina

 

A mi gran Josefina adorada

Tus cartas son un vino
que me trastorna y son
el único alimento para mi corazón.

Desde que estoy ausente
no sé sino soñar,
igual que el mar tu cuerpo,
amargo igual que el mar.

Tus cartas apaciento
metido en un rincón
y por redil y hierba
les doy mi corazón.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme, paloma,
que yo te escribiré.
Cuando me falte sangre
con zumo de clavel,
y encima de mis huesos
de amor cuando papel.

 

En la fotografìa: Miguel y Josefina

El sexo

Autor: Vicente Aleixandre

cuadro pareja

 

I
¡Pendiente de ese tronco
el fruto consta en vida.
Su materia consiente
una verdad durable.
En la sombra él madura,
si por siglos, finito,
y no cae sino cuando
el árbol rueda en tierra.
Fruto de carne o masa
de vida congruente,
pálido en su corteza,
nudosa nuez compacta.
La sangre rueda y pasa,
y ardiente sigue y vase,
mientras el viento pone
la vida en llamas y arde
doble tiniebla absorta.
Eje del sol que un rayo
descargará sin duelo
y estallará en la liza
dentro en la sombra exacta.
Oh, conjunción del fuego
con su materia idónea.
Fuego del sol, o fruto
que al estallar se siembra.

II
Entre las piernas suaves pasa un río,
lecho insinuado para el agua viva;
entre la fresca sombra o un humo quedo
que en el terso crepúsculo está inmóvil.
Entre los muslos, sólo el tiempo quieto,
el tiempo que no pasa, eternamente,
inmortal, sin nacer, entre las sombras.
Entre las piernas bellas sólo un río
en el fondo se siente cruzar único.
Agua oscura sin tiempo que no nace
y que sobre la tierra desemboca.

Oh, hermosa conjunción de sangre y flor,
botón secreto que en la luz perfuma
el nacimiento de la luz creciendo
de entre los muslos de la bella echada.
Ruda moneda o sol que exhala el día
naciendo de ese cuerpo dolorido,
presto al amor cuando el cenit empuje
al adversario que agresivo avanza.
Misterio entonces del ocaso ardiente
cuando como en caricia el rayo ingrese
en la sima voraz y se haga noche :
noche perfecta de los dos amantes.

Insomnio

Autora: Renée Ferrer

insomnio

Del vasto territorio del insomnio,
de su ilímite páramo de sombra,
traigo hilachas de ausencia entre los labios,
una huella que me hurta y que te nombra.
¿Qué distancias de fiebre y desvarío
por las estribaciones de la aurora
recorro suplicante, pierdo, ansío
destejiendo la trama de las horas?
Cuando estoy por tocarte es ya un vacío
la llama de tu voz. Como las hojas
de un vendaval atónito y tardío
tu fantasma mi sueño desaloja.
Me sorprende el lucero soberano
creando tu caricia con mis manos.

Mayo de 1994

 

Sobre la Autora:

 Poeta paraguaya nacida en Asunción en 1944.
Es poeta, narradora y Doctora en Historia por la Universidad Nacional de Asunción, con una  tesis titulada
Desarrollo socio-económico del núcleo poblacional de Concepción.

Su poesía, matizada con un marcado lirismo sensual, la comenzó a publicar en el periódico del Colegio
Internacional de la capital paraguaya.
Entre su obra poética, se encuentran los libros: «Hay surcos que no se llenan» 1965, «Voces sin réplica» 1967,
«Cascarita de nuez» 1978, «Desde el cañadón de la memoria» 1982, «Galope» 1983, «Campo y cielo» 1985,
«Peregrino de la eternidad y Sobreviviente » 1985, «Nocturnos» 1988, «Viaje a destiempo» 1989, «De lugares,
momentos e implicancias varias» 1990, «El acantilado y el mar» 1992 y «El resplandor y las sombras» 1996.
Ha sido incluida en numerosas antologías de poesía y narrativa.

Estación Central de Ferrocarriles (La Habana)

La Estación Central de Ferrocarriles, es la principal terminal ferroviaria de La Habana, y de toda Cuba, es el centro del sistema ferroviario del país.  Desde 1983 es considerada como Monumento Nacional, por sus grandes valores arquitectónicos e históricos. En su interior están radicadas varias empresas cubanas del sector

DCF 1.0

FERRO-ESTACION-2

Diseño

El edificio de estilo ecléctico posee cuatro plantas y un entresuelo, en su fachada principal, por la calle Egido, se destacan dos elevadas torres que llevan representados los escudos de Cuba y La Habana, respectivamente.

El arquitecto principal de la obra fue el norteamericano Kenneth McKenzie Murchison, quien se inspiró en un estilo decorativo plateresco español, el que se puede apreciarse muy bien en los elementos de los escudos y las conchas de la fachada.

Sus sistemas de vías elevadas cuentan con casi un kilómetro de extensión y sus patios de pasaje y carga, tienen un área de l4 000 metros cuadrados

Estacion de trenes La Habana

90371088

Historia

La Estación Ferroviaria de Villanueva, la primera de La Habana, había superado su capacidad para el año 1910, debido al creciente desarrollo urbano y poblacional de la ciudad, además de que su lugar de emplazamiento entorpecía el tráfico vehicular ya creciente en el Paseo del Prado.1 El 20 de julio de l9l0, el Congreso autorizaba al presidente a canjear los terrenos particulares de Villanueva por los del Arsenal que pertenecían al tesoro público, para construir en estos últimos la nueva estación de trenes.

Esta transacción causó acalorados debates en el seno de la comunidad política y en general en toda la población de la urbe, debido a que el valor de los terrenos del Arsenal, superaba en más de un millón de dólares a los de Villanueva, por lo que no se sabía a donde iría a parar esa suma.

El debate desatado fue tal que condujo a que el general del Ejército Libertador, Silverio Sánchez Figueras, representante a la Cámara, denunciara el canje como un negocio sucio, acción que es rebatida por el también diputado coronel Severo Moleón Guerra, que al final llevó a un duelo a tiros en el que falleció Moleón. Dos años más tarde, el 30 de noviembre de 1912, se inauguraba en los terrenos del arsenal la nueva Estación Central de Ferrocarril

cc2

La sensual isla de Corfú


Groenlandia, la gran isla del Ártico

La tierra de los inuit es uno de los últimos paraísos naturales del planeta

Por Kris Ubach, ViajesNG 174

bvh-20628206_1000x719

Si alguna vez imaginamos los primeros días de la Tierra, probablemente evocaremos, sin saberlo, los paisajes de Groenlandia. De hecho, cuando el avión aterriza en la antigua base militar estadounidense de Kangerlussuaq –el mayor aeropuerto del país–, te invade la certeza de que, esta vez sí, estás donde terminan todos los mapas.
Con 300 días al año de cielos despejados, Kangerlussuaq tiene un fascinante aspecto postmilitar de simétricas viviendas de hormigón. Estos antiguos barracones para soldados, pintados de vivos colores una vez pasada la Guerra Fría, contrastan con la calidez de la iglesia de madera que se erige en el centro de la ciudad. El templo fue obra de los colonos daneses que llegaron a la isla en 1714 y la evangelizaron tras un largo proceso de casi 200 años. El poderoso arraigo de la cultura inuit, la dureza del clima y la enormidad del territorio no se lo pusieron fácil a los daneses, pero su tenacidad les llevó a ejercer una soberanía sobre Groenlandia que se ha mantenido hasta hoy.

Los paisajes que rodean Kangerlussuaq son un buen preludio a la inmensidad paisajística de la bahía de Disko: el gigantesco glaciar de Sermersuaq, prados cubiertos de flores o de nieve según las fechas, y vastas llanuras que son el hogar del buey almizclero, un hervíboro contemporáneo del mamut.

suz2748_a_1000x610

Un poco más al norte se ubica Sisimiut, la segunda ciudad de Groenlandia después de Nuuk, la capital. En ella viven 6.000 personas y más de 2.000 perros árticos, un animal cuya existencia es esencial para tirar de los trineos durante los meses invernales. Sisimiut es un buen lugar para conocer algo mejor a los habitantes de Groenlandia, los inuit. Sus costumbres y modo de vida no está tan lejos de los saqqaq, los moradores de la isla hace más de 4.000 años. La mayoría, especialmente los que viven en las ciudades, han abrazado el estilo de vida del siglo XXI, pero muchos siguen siendo cazadores seminómadas y aún utilizan enseres que llegaron con sus antepasados desde la isla de Baffin: los leister (arpones de pesca), los kayaks y los cuchillos labrados en cuerno de reno, entre otros.

20627745_1000x776

 

No hay que irse muy lejos para ver cazadores inuit en acción, ya que en muchas poblaciones de la bahía de Disko –Itilleq, Ukkusissat y Oqaatsut– la pesca y la caza de focas constituyen una parte fundamental de la economía local. Aunque desde las campañas conservacionistas de los años 1980, los inuit no pueden vender pieles a Estados Unidos ni a Europa, mantienen ciertas cuotas de caza de especies protegidas por motivos alimenticios y de tradición histórica.

Lejos de ser un pueblo que se limita a sobrevivir en un territorio climáticamente hostil, los inuit tienen una cultura extraordinariamente rica y viven en profunda comunión con el entorno. La omnipresencia de la naturaleza ha forjado el carácter de estas gentes y, para comprenderlo, solo hay que acercarse a Qeqertarsuaq, en el corazón de la bahía de Disko. Esta ínsula, en la que apenas habitan 800 personas, es un paraje agreste, dominado por la tundra y por caudalosos ríos de origen glaciar. Su costa está bordeada por acantilados de basalto que se precipitan a un mar a menudo moteado por los lomos resoplantes de ballenas yubartas.
Contemplando el horizonte desde estos privilegiados miradores uno se da cuenta del poder de la naturaleza en este extremo del planeta apenas pisado por el hombre. Los inuits la temen, la respetan y la veneran porque entienden que, aquí, el ser humano es una simple y minúscula anécdota.

awl_gr01_pso0010_m_1000x666

 

En lugares como Oqaatsut (Rodebay para los primeros daneses que la poblaron) o Qeqertarsuaq, se aprende que las maravillas de Groenlandia no se limitan a los inacabables paisajes, sino que también incluyen infinidad de pequeños detalles. Solo hay que prestar un poco de atención para descubrir el vuelo del fulmar, un ave marina parecida a la gaviota que los nativos denominan qaqulluk, o la frágil supervivencia de la niviarsiaq, una flor ártica convertida en símbolo nacional. Y es que aunque cueste creerlo, Groenlandia, la «green land» del intrépido Erik el Rojo es, en efecto, mucho más verde de lo que cabría esperar.

Cuando arribó a la isla desterrado de Islandia, el vikingo pelirrojo más famoso de todos los mares y épocas quedó sorprendido ante la fertilidad de los valles. Inspirado por aquel verdor insospechado y también como ardid para atraer a nuevos colonos, Erik volvió a Islandia y contó maravillas sobre la nueva tierra del oeste. Sus palabras y su poder de persuasión surtieron tal efecto que, poco tiempo después, regresaba a Groenlandia acompañado por quinientos hombres y mujeres dispuestos a empezar una nueva vida. Aquella comunidad vikinga permanecería en la isla 500 años, hasta que la dureza climática y la no siempre amable convivencia con los inuit los expulsaría para siempre.

Aldeas de pescadores inuit, tundra, osos polares, focas, ballenas… Falta mencionar al protagonista absoluto de los parajes árticos, un invitado estrella que, como en los buenos conciertos, hemos dejado para el final: el hielo. Y es que su importancia en la isla es muy notable. El inlandsis cubre ni más ni menos que 1,8 millones de kilómetros cuadrados de la superficie groenlandesa. En esta vasta capa de hielo perpetuo se forman numerosos glaciares que, debido a la fuerza de la gravedad, son empujados hacia la costa. Cuando alcanzan el mar, el hielo se desprende formando los icebergs que flotan alrededor de Groenlandia y que suponen uno de sus mayores atractivos naturales. Uno de ellos, por cierto, hundió el Titanic en 1912.

42-17836366_1333x2000

En el extremo norte de la bahía de Disko, Eqip Sermia es uno de los glaciares a los que es más fácil acercarse. Ya sea en botes preparados para la navegación en aguas polares o desde la isla cercana, se puede asistir en directo a los constantes desprendimientos de bloques de hielo que llevan allí miles de años. Es sin duda un espectáculo sobrecogedor por la emoción que supone casi tocar con la mano la superficie azulada de unos icebergs grandes como edificios y de formas tan imaginativas que podrían haber sido esculpidos por niños gigantes.

En la población de Ilulissat, algo más al norte, tendremos otra visión mágica ante el Icefjord, el único lugar en Groenlandia declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Aquí se encuentra el Sermeq Kujalleq, uno de los glaciares más activos y rápidos del mundo, con una velocidad de crecimiento de 40 metros diarios. Los científicos estudian esta masa de hielo desde hace más de 250 años y han llegado a comprender el comportamiento del inlandsis y su relación con el cambio climático.
El oso polar, el otro icono ártico, se ha convertido precisamente en el símbolo del calentamiento del planeta. El Ursus maritimus de los científicos, el nanuk de los inuits, el espíritu de las tierras árticas no se deja ver con facilidad, pero de vez en cuando aparece flotando sobre un hielo a la deriva como un vivkingo en busca de una tierra nueva.

 

http://www.nationalgeographic.com.es/

SIQUEIROS, EL PINTOR Y EL ASESINATO DE TROTSKY

siqueiros-la-nueva-democracias-sobre-escritos-y-pinturas-juan-carlos-boveri

David Siqueiros es un pintor de renombre mundial. Es sabido que, junto a Rivera y Orozco, conforma el grupo de los grandes muralistas mexicanos. Los tres, además, han sido activos militantes del partido comunista. Siquieros siempre se mantuvo en acción política. Así, estuvo en la Guerra Civil española tanto como, años más tarde, se hizo presente cuando Nasser nacionalizó el canal de Suez. Su pintura es un desarrollo de su ideología. En otras cosas que hizo,  también, quiso matar a Trotsky.

siqueiros-del-porfirismo-a-la-revolucic3b3n-sobre-escritos-y-pinturas-juan-carlos-boveri

 

León Trotsky, que nació como Lev Davidovich Bronstein, fue uno de los tres principales líderes de la revolución rusa de 1917. Los otros dos: Lenin y Stalin. Lenin fue el jefe hasta su muerte. Su sucesor debía ser Trostky. Incluso era lo que Lenin quería. Pero fue Stalin el que se quedó con el poder. Stalin organizó un complot y dejó afuera del gobierno a Trotsky. Lo llevó a prisión y, luego, lo desterró. Lenin y Trotsky eran judíos. Stalin, no. Durante su gobierno, en el que antes de enfrentarse, pactó con Hitler, fueron abundantes las persecuciones contra los judíos. Nada fuera de lo común en la mayoría de los países europeos de esos años. Sea porque se desarmaba una supuesta trama ideada por los judíos o por razones personales de pretender el poder, Trotsky quedó fuera de Rusia. Pero se convirtió en el principal enemigo teórico y en el potencial dirigente de una rebelión contra Stalin. Mientras escribía libros y pensaba en la revolución soviética mundial y en destituir a Stalin, no le quedó más remedio que ir de un país al otro, hasta que, en 1937, llegó a México.

siqueiros-mural-en-tecpan-de-tlatelolco-sobre-escritos-y-pinturas-juan-carlos-boveri1

En México, Trotsky y su mujer se instalaron en la casa de Diego Rivera y Frida Kahlo, en Coyoacán. Mantuvo un romance con Frida, a la que le llevaba treinta años, y se fue a unas cuadras de ellos después que Rivera se enterara de que el huésped había hecho abuso de su hospitalidad. En su nueva casa, el teórico predicador de una nueva moral que no ponía en práctica en su vida personal traicionando a la que todos consideraban su inseparable mujer y al amigo que le había dado protección, se mantuvo tranquilo por unos meses. Tenía una custodia gigantesca y se suponía que era imposible llegar hasta él. Siqueiros no opinaba lo mismo.

siqueiros-eco-por-un-grito-sobre-escritos-y-pinturas-juan-carlos-boveri

Robert Sheldon Hart, un doble agente, infiltrado en la custodia de Trotsky, consiguió que un comando de veinte hombres comandado por el pintor se metiera en la casa. Hubo cuatrocientos disparos. Siqueiros llegó hasta el dormitorio de Trotsky y Natalia Sedova, la esposa. Les tiró pero no acertó. El matrimonio se parapetó detrás de una pared y los custodios enfrentaron a Siqueiros. No le quedó otra alternativa que escapar con sus hombres. Esto ocurrió en mayo de 1940. Y Siqueiros ni la mayoría de los militantes del partido comunista fieles al stalinismo se quedaron quietos. Stalin había ordenado matar a Trotsky así que,pronto, otro plan fue ideado. Siqueiros no estuvo ausente de su elaboración. Ocurriría en noviembre de 1940, cinco meses después del fallido primer intento.

siqueiros-la-marcha-de-la-humanidad-sobre-escritos-y-pinturas-juan-carlos-boveri

Ramón Mercader, un catalán fue el elegido. Lo ayudó su propia madre. Y dos comunistas de México: el filósofo, político y sindicalista, Vicente Lombardo Toledano y David Siqueiros. El plan no era nada extraordinario: Mercader enamoró a Silvia Ageloff, una de las secretarias de Trotsky. Después, todo lo que había que lograr era que  Silvia le hablara a Trostky de Mercader y le pidiera que leyera unos escritos que él había hecho. Por supuesto, Silvia hizo que Trotsky se encontrara a solas con Mercader.  Mientras Trotsky leía, Mercader le clavo un pico en la cabeza.

siqueiros-cac3adn-en-los-estados-unidos-sbre-escritos-y-pinturas-juan-carlos-boveri

Mercader fue preso. Dijo que cometió el crimen por cuestiones personales. A principios de los años cincuenta, salió libre. Stalin siguió gobernando hasta que murió. Y Siqueiros pintando sus murales.

Davi Alfaro Siqueiros (1896-1974), pintor mexicano. Las obras, en orden descendente son: “La nueva democracia”, “Del porfirismo a la revolución”, “Mural en el edificio Tecpan, en Tlatelolco”, “Eco por un grito”, “La marcha de la humanidad”, “Caín en los Estados Unidos”.

 

https://juancarlosboveri.wordpress.com

Bolero

Autor: Julio Cortázar

una-clara-mirada-en-un-sucio-espejo-roto-ana5e81

 

Qué vanidad imaginar
que puedo darte todo, el amor y la dicha,
itinerarios, música, juguetes.
Es cierto que es así:
todo lo mío te lo doy, es cierto,
pero todo lo mío no te basta
como a mí no me basta que me des
todo lo tuyo.

Por eso no seremos nunca
la pareja perfecta, la tarjeta postal,
si no somos capaces de aceptar
que sólo en la aritmética
el dos nace del uno más el uno.

Por ahí un papelito
que solamente dice:

Siempre fuiste mi espejo,
quiero decir que para verme tenía que mirarte.

 

Elegía lamentable

Autor: José Angel Buesa

separacion4

Desde este mismo instante seremos dos extraños
por estos pocos días, quien sabe cuántos años…
yo seré en tu recuerdo como un libro prohibido
uno de esos que nadie confiesa haber leído.

Y así mañana, al vernos en la calle, al ocaso,
tú bajaras los ojos y apretarás el paso,
y yo, discretamente, me cambiaré de acera,
o encenderé un cigarro, como si no te viera…

Seremos dos extraños desde este mismo instante
y pasarán los meses, y tendrás otro amante:
y como eres bonita, sentimental y fiel,
quizás, andando el tiempo, te casarás con él.

Y ya, más que un esposo será como un amigo,
aunque nunca le cuentes que has soñado conmigo,
y aunque, tras tu sonrisa, de mujer satisfecha,
se te empañen los ojos, al llegar una fecha.

Acaso, cuando llueva, recordarás un día
en que estuvimos juntos y en que también llovía.
Y quizás nunca más te coloques aquel traje
de terciopelo verde, con adornos de encaje.

O harás un gesto mío, tal vez sin darte cuenta,
cuando dobles tu almohada con mano soñolienta.
Y domingo a domingo, cuando vayas a misa,
de tu casa a la iglesia, perderás tu sonrisa.

¿Qué más puedo decirte? Serás la esposa honesta
que abanica al marido cuando ronca la siesta:
y tras fregar los platos y tras tender las camas,
te pasarás las noches sacando crucigramas…

Y así, años y años, hasta que, finalmente,
te morirás un día, como toda la gente.
Y voces que aún no existen sollozarán tu nombre,
y cerrarán tus ojos los hijos de otro hombre.