El diario íntimo de Frida y sus últimas palabras antes de morir

“Espero una salida feliz y espero no volver jamás”.
–Frida Kahlo

 

El desenlace de Frida estuvo lleno de contrastes. Ya para los últimos años de vida había adquirido fama y reconocimiento mundial, pero también había sufrido desgarradores momentos que no le permitían disfrutar de una vida placentera de fiesta y diversión desmedida. Se cuenta que mientras en la Casa Azul su grupo de amigos disfrutaba de las reuniones plagadas de interesantes conversaciones y alcohol, ella estaba postrada en su cama, adolorida por las intensas cirugías, resultado de aquel accidente que la marcó desde los 18 años.

columna
Al menos durante los últimos cinco años de su vida, realizó múltiples visitas al hospital. En 1950 la operaron siete veces y le amputaron una pierna. Después de eso, Frida permaneció en silla de ruedas y sólo la morfina fue capaz de calmar su dolor. Frida se desahogó a través del arte y las páginas de su diario, en el que plasmó su tormentosa relación con Diego, sus pensamientos sobre la vida y el sufrimiento que marcó la suya, además de ilustraciones, acuarelas, bocetos y frases que marcaron sus últimos días.

diario frida
“1950 – 51. He estado enferma un año. Siete operaciones en la columna vertebral. El Doctor Farill me salvó. Me volvió a dar alegría de vivir. Todavía estoy en la silla de ruedas, y no sé si pronto volveré a andar. Tengo el corset de yeso que a pesar de ser una lata pavorosa, me ayuda a sentirme mejor de la espina. No tengo dolores. Solamente un cansancio de la… tiznada, y como es natural muchas veces desesperación. Una desesperación que ninguna palabra puede describir. Sin embargo tengo ganas de vivir. Ya comencé a pintar”.

frida-kahlo diario
Refugiándose en la pintura, Frida expuso su obra de manera individual en la Galería de Arte Contemporáneo de la Ciudad de México. “La pintura ha llenado mi vida. He perdido tres hijos y otra serie de cosas que hubiesen podido llenar mi horrible vida. La pintura lo ha sustituido todo. Creo que no hay nada mejor que el trabajo”.

Ávida de autorretratarse en sus pinturas que logran mostrar sus cambios históricos, su evolución artística y las diferentes facetas por las que pasó, Frida hizo uno de los mejores autorretratos en su diario íntimo.

frida kahlo
1954 fue uno de los años más desconsoladores en la vida de la artista. Se rumora que tuvo un intento de suicidio el 9 de abril, cuando fue ingresada al hospital. En su diario escribió “salí sana, hice la promesa de jamás volver y la cumpliré”, promesa que no pudo cumplir. Frida fue internada una vez más cuando cayó y se clavó una aguja que estaba en el suelo, ésta quedó incrustada en sus nalgas por lo que necesitó intervención médica para retirarla.

frida recostada
En junio contrajo una neumonía de la que creyó escapar a finales de mes. Su ánimo era tan grande que el 2 de julio viajó con Diego a Guatemala para participar en una manifestación contra la intervención norteamericana. Sin embargo, esta sería su última aparición pública. Cuando regresó a su hogar, la neumonía empeoró y el 13 de julio falleció. Muchos continúan rumorando acerca de que fue suicidio. Cientos de personas fueron al Palacio de Bellas Artes para darle el último adiós a una de las figuras más emblemáticas del arte mexicano.

ultima aparicion frida
“Me amputaron la pierna hace 6 meses. Se me han hecho siglos de tortura y en momentos casi perdí la razón. Sigo sintiendo ganas de suicidarme. Diego es que me detiene por mi vanidad de creer que le puedo hacer falta. Él me lo ha dicho y yo le creo. Pero nunca en la vida he sufrido más. Esperaré un tiempo”.

pies para que

Diego siempre estuvo a su lado, fueron compañeros de vida más que esposos o amantes. Diego veía a través de los ojos de Frida y Frida con los de él. Las infidelidades y engaños no importaron porque ellos tenían algo especial, diferente a lo que las otras parejas conocían. No se trataba de amor o sexo, sino de convertirse en uno cuando estaban juntos.

“No hablaré de Diego como de mi esposo porque sería ridículo. Diego no ha sido jamás ni será ‘esposo’ de nadie. Tampoco como de un amante, porque él abarca mucho más allá de las limitaciones sexuales, y si hablara de él como de mi hijo, no haría sino describir o pintar mi propia emoción, casi mi autorretrato y no el de Diego”.

extracto Frida

– See more at: http://culturacolectiva.com/

Advertisements

La amistad definida en menos de 50 palabras: el poema de Miró a Calder

La amistad se puede expresar en menos de cincuenta palabras, utilizando sólo aquellas que describen a la persona más importante de tu vida y preservar así por el resto de los días tus sentimientos puros e inmortales.  Joan Miró lo hizo por el que fue su más grande amigo y cómplice: Alexander Calder. Miró era un pintor consagrado cuando conoció a Calder. Había esculpido, hecho grabados y pintado decenas de obras. Estudió en la Academia de Arte de Barcelona y su pintura entró en muchas vanguardias y corrientes artísticas. Al principio oscilaba en el expresionismo formal, el fauvismo y el cubismo, siempre centrándose en paisajes, retratos y desnudos. Después, cuando viajó a Francia, su pintura evolucionó con la implementación de luces fuertes y un lenguaje onírico muy personal. Cuando el manifiesto surrealista salió, Miró lo firmó afín a las ideas que proponía.

joan miro
Calder, por otro lado, realizaba los más bellos móviles. Nació en una familia de artistas pero al principio, su pasión por el arte no fue tan intensa. De hecho estudió ingeniería mecánica y después decidió estudiar en la escuela de arte.En 1931, realizó una obra que Marcel Duchamp bautizó como móvil. Desde ese momento, Calder fue uno de los mejores representantes de la escultura moderna y se convirtió en un creador de obras abstractas con movimiento que reflejan, con toda potencia, los efectos de la luz. Fue el primero en incorporar el movimiento a una obra de arte, por lo que se le considera el precursor del arte cinético.

alexander calder
Ambos tuvieron una intensa amistad, llena de complicidades y gran amor. Fueron genios del arte en el siglo XX y cuando Calder visitó a Miró por primera vez en su taller en Francia, quedó prendado de él. 1928 fue el año en el que su amistad nació y desde ese momento hasta el final, cincuenta años después, compartieron una amistad sin límites.

Calder (left) con Dolores, Pilar, y Joan Miró, summer 1937
Miró realizaba un collage con materiales que no tenían nada que ver con los antes utilizados: una pluma, cartón y una aguja componían su obra, Calder no hizo otra cosa que admirarlo e igual que él, intentó asesinar a la pintura.

Ambos entendían el mundo de la misma manera y compartían su visión de una manera muy interesante. Según la curadora Elizabeth Turner “ambos tenían una misma definición de espacio pictórico, una definición común que fuera más allá de la comprensión convencional de ese espacio, más allá del marco, del pedestal, que desafiara la gravedad y que pudiera expandirse de manera infinita en la mente, en la imaginación. Que el arte pudiera ser el gatillo, la chispa que pudiera incendiar de esa manera la imaginación. Y eso era algo muy audaz, y pudo ocurrir porque ambos eran iconoclastas, porque estuvieron dispuestos a dejar atrás las formas tradicionales y a abrazar unos conceptos así de profundos y amplios”.

calder miro

Miró y Calder fueron dos genios del arte que lograron compaginar de manera extraordinaria lo que era muy difícil de encontrar entre dos artistas plásticos, priorizando las rivalidades y envidias que tenían unos contra otros. Ellos, en cambio, lograron entenderse de manera magnífica. Ambos colaboraban con la creación del otro, pues había una pasión que emanaba de sus pinceles y sus pensamientos porque uno estaba interesado por el bienestar del otro. Y uno inspiraba a su cómplice. A propósito de esa bella amistad, te dejamos el hermoso poema que Miró hizo para su mejor amigo: Sandy Calder:

alexander calder y joan miro

Tu corazón se ha apagado
al acercarse el día.

Fueron tus cenizas diseminadas
por el jardín.

Tus cenizas volaron hasta el cielo
para hacer el amor con las estrellas.

Sandy
Sandy,
tus cenizas acarician
las flores arco-iris
que pellizcan el azul del cielo.

– See more at: http://culturacolectiva.com

Hay corazones sin dueño

Autor: Roberto Juarroz

un-mapa-de-tesoros-para-tu-vida-21529054

Hay corazones sin dueño,
que no tuvieron nunca la oportunidad
de regir como un péndulo casi atroz
el laborioso espasmo de la carne.
Hay corazones de repuesto,
que esperan sabiamente
o por quién sabe qué mandato
el momento de asumir su locura.
Hay corazones sobrantes,
que se descuelgan como puños de contrabando
desde la permanente anomalía
de ser un corazón.
Y hay también un corazón perdido,
una campana de silencio,
que nadie sin embargo ha encontrado
entre todas las cosas perdidas de la tierra.
Pero todo corazón es un testigo
y una segura prueba
de que la vida es una escala inadecuada
para trazar el mapa de la vida.

CONTADME UN SUEÑO

Autor: León Felipe

hombre-y-viento-gonzc3a1lez-vega

 

Ahora estoy de regreso, he llegado hace poco,
soy nuevo en la ciudad… Y esto quiere decir:
Me durmieron con un cuento…
y me he despertado con un sueño.
Voy a contar mi sueño, narradores de cuentos.
Voy a contar mi sueño.
Es un sueño sin lazos,
sin espejos,
sin anillos,
sin redes,
sin trampas y sin miedo.

Oíd:
Soñé… ¡sueño!
No soy un cuento.
Vengo de más lejos…
Soy y vengo del sueño.
Y digo que soñar es querer, querer, querer…
Querer escaparse del espejo,
querer desenvolverse del ovillo,
querer descoyuntarse de la dulce rosquilla de los cuentos,
querer desenvolverse… prolongarse.
Soñar es decir 4 veces,
o 44 veces,
o 4.444 veces, por ejemplo:
yo no quiero,
yo no quiero,
yo no quiero,
yo no quiero
verme en el tiempo
ni en la tierra
ni en el agua sujeto…
Quiero verme en el viento.
Quiero verme en el viento.
Quiero verme en el viento.
Quiero verme en el viento.

 

MUJER DESHABITADA

Autor: Alí Chumacero

00ah055bC1j

De rosas y canto saturada,
contra el origen de tu ser sublevas
un recuerdo de labios naufragando
y la temida enemistad
de presuroso y fugitivo aroma,
bajo el silencio idéntico
a tu inútil sosiego de virgen desolada.

Mudas fuera al tiempo, pero sabes
dejarte abandonada y te sometes
como la flor al mar,
igual que entre los labios vuela el canto,
e insiste sobre el mundo tu fatiga,
la dura soledad de tus sentidos,
suma de amor y lágrimas que mi latir inundan
de este vano sentirte agonizando.

Opones sólo amor y te conserva
la esperanza invencible de mi cuerpo,
como si al derrumbarte
cuando cierras los ojos y en ti misma
soportas la caricia que en inmóvil te torna,
entonces navegaras a mí y te defendieras,
ya sin saber de ti,
deshabitada flor y canto destrozado,
rescatada del mundo
y hecha estatua abatida en un invierno.

 

ALMOHADAS

Autor: Mario Benedetti

dormir-bien

Nunca me ha sido fácil
encontrar la almohada
adecuada a mis sueños
a su medida exacta
en la cabeza noche
se cruzan las fatigas
se ahondan las arrugas
de la pobre vigilia
en la cabeza noche
huyen despavoridos
los árboles los muros
los cuerpos de aluminio
yo no elijo mis sueños
es la almohada / es ella
la que los incorpora
en desorden de feria
mucho menos elijo
las pesadillas locas
esos libros del viento
sin letras y sin hojas
pero al cabo de tantas
almohadas sin cuento
sin historia y sin alas
como siempre prefiero
la de tu vientre tibio
cerca cerca cerquita
del refugio imantado
de tus pechos de vida.

 

 

Porque la tarde es gris y todos hablan…

Autora:  Julia Prilutzky

20051114153702--lluvia-

Porque la tarde es gris y todos hablan
yo escucho dilatarse un gran silencio.
Las gentes van juntando más palabras:
yo no sé de sus voces ni sus ecos.

Los árboles se alejan lentamente
entre la tibia niebla del paseo
mientras las frases caen como gotas
y apenas van cambiando los acentos.

Porque la tarde se va haciendo noche
los murmullos son más, los ruidos menos
y los pájaros se hunden en la sombra:

aún los oigo cantar; ya no los veo.
Tanto sonido inútil, derramado,
si dos palabras bastan hoy: te quiero.

Guillermo De Angelis

El-baile-compressor

Guillermo De Angelis es un fotógrafo argentino (nacido en 1974 en Rosario, Argentina, vive a caballo de Madrid y Rosario) que prefiere el gesto en lugar de la señal, susurrar en lugar de gritar, algo templado en lugar de caliente, que prefiere, pues, la insinuación.

guillermo_de_angelis_01

Guillermo De Angelis ha practicado los campos de la arquitectura, el diseño y la filosofía. Con estilo de vida bohemio, ha viajado y vivido en muchos países: Italia, España (casi 10 años en Madrid  donde se entregó a la fotografía casi exclusivamente) y Argentina. Describe su encuentro con la fotografía como “entrega”, lo que le llevó a una nueva forma de expresión, a una conexión personal con la esencia del mundo.

GuillermoDeAngelis[5]

 

Adán y Eva

Elije tomar imágenes no preparadas, intentando  llegar  a  la   expresión mediante la economía de recursos. Se detiene en los detalles que siente esenciales, insinuando nítidamente, presentando sin describir.

Guillermo-De-Angelis

Desde que una imagen suya fuera seleccionada como mejor imagen publicada por el periódico español El País ha realizado diversas exposiciones en Argentina, Londres, México y Estado Unidos. Actualmente expone en Gallery Ind. en Nara, Japón.

11244894_653235228152738_8942711949770679181_n

 

 

FELICES LOS NORMALES

Autor: ROBERTO FERNANDEZ RETAMAR

20080511150200-wifredo-lam

Felices los normales, esos seres extraños,
Los que no tuvieron una madre loca, un padre borracho, un hijo delincuente,
Una casa en ninguna parte, una enfermedad desconocida,
Los que no han sido calcinados por un amor devorante,
Los que vivieron los diecisiete rostros de la sonrisa y un poco más,
Los llenos de zapatos, los arcángeles con sombreros,
Los satisfechos, los gordos, los lindos,
Los rintintín y sus secuaces, los que cómo no, por aquí,
Los que ganan, los que son queridos hasta la empuñadura,
Los flautistas acompañados por ratones,
Los vendedores y sus compradores,
Los caballeros ligeramente sobrehumanos,
Los hombres vestidos de truenos y las mujeres de relámpagos,
Los delicados, los sensatos, los finos,
Los amables, los dulces, los comestibles y los bebestibles.
Felices las aves, el estiércol, las piedras.
Pero que den paso a los que hacen los mundos y los sueños,
Las ilusiones, las sinfonías, las palabras que nos desbaratan
Y nos construyen, los más locos que sus madres, los más borrachos
Que sus padres y más delincuentes que sus hijos
Y más devorados por amores calcinantes.
Que les dejen su sitio en el infierno, y basta

La muchacha del balcón

Autor: Juan Gelman

manuel-c3a1lvarez-bravo-el-ensuec3b1o-1931

La tarde bajaba por esa calle junto al puerto
Con paso lento, balanceándose, llena de olor,
Las viejas casas palidecen en tardes como ésta,
Nunca es mayor su harapienta melancolía
Ni andan más tristes de paredes,
En las profundas escaleras brillan fosforescencias como de mar,
ojos muertos tal vez que miran a la tarde como si recordaran,
eran las seis, una dulzura detenía a los desconocidos,
una dulzura como de labios de la tarde, carnal,
carnal,
los rostros se ponen suaves en tardes como ésta,
arden con una especie de niñez
contra la oscuridad, el vaho de los dancings.

Esa dulzura era como si cada uno recordara a una mujer
Sus muslos abrazados, la cabeza en su vientre,
El silencio de los desconocidos
Era un oleaje en medio de la calle
Con rodillas y rostros de ternura chocando
Contra el “New Inn”, las puertas, los umbrales de color abandono.

Hasta que la muchacha se asomó al balcón
de pie sobre la tarde íntima como su cuarto con la cama deshecha
donde todos creyeron haberla amado alguna vez
antes de que viniera el olvido.

 

Fotografía:  Manuel Alvarez Bravo