Besarse

Autor: Miguel Hernández

Imagen

 

 

Besarse, mujer,
Al sol, es besarnos
En toda la vida.

Ascienden los labios
Eléctricamente
Vibrantes los rayos,
Con todo el fulgor
De un sol entre cuatro.

Besarse a la luna,
Mujer, es besarnos
En toda la muerte.

Descienden los labios
Con toda la luna
Pidiendo su ocaso,
Gastada y helada
Y en cuatro pedazos.

 

 

Imágen: Marc Chagall

 

 

Advertisements

El remordimiento

Autor: Jorge Luis Borges

Imagen

      He cometido el peor de los pecados
      Que un hombre puede cometer. No he sido
      Feliz. Que los glaciares del olvido
      Me arrastren y me pierdan, despiadados.
        Mis padres me engendraron para el juego
        Arriesgado y hermoso de la vida,
        Para la tierra, el agua, el aire, el fuego.
          Los defraudé. No fui feliz. Cumplida
            No fue su joven voluntad. Mi mente
              Se aplicó a las simétricas porfías
                Del arte, que entreteje naderías.
                  Me legaron valor. No fui valiente.
                    No me abandona. Siempre está a mi lado
                      La sombra de haber sido un desdichado.

                     

                    “La Anunciación” de El Greco subastada por US$5,877 millones

                    El cuadro de El Greco “La Anunciación” se subastó por US$5,877 millones en una venta de la casa Sothesby’s en Nueva York.

                    Imagen

                     

                    El valor alcanzado por la obra superó con creces la estimación de entre US$1 millón y US$1,5 millones.

                    La subasta de obras de maestros europeos alcanzó un total de US$71,7 millones.

                    Esta cifra superó también las expectativas de la casa de remates que esperaba vender estas obras creadas durante los siglos XVI y XVII por entre US$42 millones y US$60 millones.

                    “Un grupo feliz detrás de una balaustrada con un violín y un músico de laúd”, del pintor holandés Gerrit van Honthorst, fue la pieza más valorada del remate (US$7,55 millones).

                     

                    Fuente: BBC.Mundo

                    Sabine Weiss

                    Nació en Saint-Gingolph, en 1924.
                    Fotógrafa de origen suizo, nacionalizada en Francia adscrita a la corriente llamada fotografía humanista.

                    Imagen

                     

                    Imagen

                    Desde muy joven sintió una poderosa atracción por la fotografía, con doce años y ahorrando el dinero de su paga semanal, se compró una cámara y comenzó a hacer sus primeras fotos.

                    Imagen

                    Viendo su interés, tuvo el apoyo de su padre que la animó a aprender técnica fotográfica, lo haría en Ginebra entre 1942 y 1945 en el estudio del fotógrafo suizo Frédéric Boissonnas.

                    Imagen

                    Tras diplomarse abrió su propio estudio para decidir trasladarse a París en 1946.
                    Gracias a un amigo logró ser contratada como asistente del famoso fotógrafo de moda Willy Maywald, con él trabajó durante un tiempo hasta que descubrió las posibilidades e importancia de la luz natural para potenciar la emoción en sus imágenes.

                    Imagen

                    A partir de entonces fue evolucionando y cambiando de estilos, siendo como era una apasionada de la música, retrató a varios grandes maestros de esta, como Ígor Stravinski, Benjamin Britten, Pablo Casals y Stan Getz entre otros.
                    Así mismo captó con su cámara a grandes personajes de la literatura y el arte, entre otros a Francis Scott Fitzgerald, Fernand Léger, Pougny, Alberto Giacometti, Robert Rauschenberg, Jan Voss, Jean Dubuffet.

                    Imagen

                    Fue colaboradora habitual en distintas publicaciones, revistas y diarios de fama mundial, como Vogue, Match, Life, Time, Town and Country, Holiday, Newsweek, etc. para realizar estos trabajos de fotógrafa de prensa , recorrió el mundo.

                    A partir de 1950 su representación corrió a cargo de la famosa agencia Rapho, la más importante en Francia, que llevaba además a artistas de la talla de Robert Doisneau Willy Ronis, Édouard Boubat y otros.

                    Imagen

                    Ese año se casó con el pintor norteamericano Hugh Weiss, al que había conocido en un viaje a Italia donde además contactó y entabló amistad con importantes representantes del mundo del arte y la literatura, como Jean CocteauMaurice UtrilloGeorges Rouault y Jacques Henri Lartigue.

                    Imagen

                    Aunque sus éxitos han sido constantes a lo largo de toda su carrera su discreción han hecho que no sea famosa para el gran público.
                    En 2007 se publicó un importante libro con 100 de sus mejores trabajos.
                    Es oficial de la “Ordre des Arts et des Lettres” desde 1999.

                    Imagen

                    Las imágenes que Sabine capta con más frecuencia, son escenas cotidianas, en las que las emociones de la gente son un elemento fundamental.
                    Combina de forma hábil la realidad social con el sentimiento poético, hecho por el que se la cataloga como fotógrafa humanista, según sus propias palabras: “mis fotos expresan un cierto amor personal por la vida.”

                    Imagen

                    Ella, al igual que el fotógrafo Bernard Plossu, han rechazado pertenecer al “status de artista”, en su opinión su trabajo se basa en aportar testimonios gráficos, no en crear, en su caso exponen aspectos de la condición humana y en muchas ocasiones denuncias de injusticias sociales.

                    Imagen

                    Sabine solo trabaja en blanco y negro, muy cuidadosa en sus encuadres y atenta siempre a la luz y el ambiente que rodea a las imágenes que quiere captar.

                    Imagen

                    Ha recorrido noches enteras París, buscando todo tipo de personas y escenas: calles, soledad, ancianos, niños de todas las esferas sociales, figuras en la niebla. Así mismo parpádeo de las estrellas son muy habituales, todo ello enmarcado en características comunes, la sencillez y la espontaneidad.

                    Imagen

                     

                    Cosas en común

                    Imagen

                     

                     

                     
                    Habernos conocido
                    un otoño en un tren que iba vacío;
                    La radiante, aunque cruel
                    promesa del deseo.
                    La cicatriz de la melancolía
                    y el viejo afecto con el que entendemos
                    los motivos del lobo.
                    La luna que acompaña al tren nocturno
                    Barcelona-París.
                    Un cuchillo de luz para los crímenes
                    que por amor debemos cometer.
                    Nuestra maldita e inocente suerte.
                    La voz del mar, que siempre te dirá
                    dónde estoy, porque es nuestro confidente.
                    Los poemas, que son cartas anónimas
                    escritas desde donde no imaginas
                    a la misma muchacha que un otoño
                    conocí en aquel tren que iba vacío.
                     
                    Joan Margarit
                    Imagen: Vivian Maier

                    Duda

                    Autora: Amalia Bautista

                    Imagen

                     

                    Pasado el tiempo,
                    los amantes perfectos se preguntan
                    si ellos hacían el amor
                    o si el amor los hizo.

                    Y los deshizo. 

                    Breviario de podredumbre (fragmento)

                    Emile Cioran 

                    Imagen

                     

                    ” Me seducen las distancias lejanas, el inmenso vacío que proyecto sobre el mundo. Crece en mí una sensación de vaciedad; se infiltra en mi cuerpo como un fluido ligero e impalpable. En su avance, como una dilación hasta el infinito, siento la presencia misteriosa de los sentimientos más contradictorios que ha acogido jamás el alma humana. Soy feliz e infeliz a la vez. Estoy exaltado y deprimido, desbordado por el placer y la desesperación en la más contradictoria de las armonías. Estoy tan alegre y tan triste que en mis lágrimas se reflejan el cielo y la tierra al mismo tiempo. Aunque sea solamente por la alegría de mi tristeza, querría que no hubiera más muerte en esta Tierra. 

                    La estirpe de Dragón (fragmento)

                    Pearl S. Buck 

                    Imagen

                     

                    ” La aparición de los enanos del Océano oriental a los que siempre les gustó pelear, vino a destruir aquella existencia. Los invasores saquearon, violaron y mataron cuanto encontraron en su camino. Bajo el régimen de una violencia y crueldad como Ling Tan y los suyos jamás habían presenciado se despertó también en ellos el instinto de matar, de matar abiertamente y en la oscuridad, empleando todas las armas, todos los medios. El hijo mayor de Ling Tan colocaba trampas y fríamente asesinaba, con su cuchillo, a las víctimas que caían en ella. El segundo se unió a los guerrilleros de las montañas y mataba únicamente cuando era necesario. El más joven, mataba por la alegría que ello le proporcionaba. Y hasta el viejo Ling Tan, que mantenía a su búfalo escuálido a fin de que los japoneses no lo obligaran a sacrificarlo, aprendió a dar muerte a seres humanos sin remordimiento. Por último, su nuera, Jade, logró un día, colocando veneno en los manjares con que los invasores celebraban un banquete, eliminar a varios de ellos. Pero tal estado de cosas angustiaba a Ling Tan y lo mantenía desvelado por las noches. ¿No significará el fin de nuestro pueblo el hecho de convertirnos en iguales a otros pueblos guerreros del mundo?. Sin embargo, en estos días debemos recordar que la paz es buena. Los jóvenes no pueden recordar, y somos nosotros, los que recordamos, quienes tendremos que enseñarles nuevamente que la paz es el gran alimento del hombre. 

                    Orville Bulman y su isla de la alegria

                    Conoceremos a un pintor que creo su propio mundo de colores, su propia isla de sosiego y  alegría como refugio de sus actividades como Presidente de una importantìsima empresa del Estado de Michigan en los EEUU. Hablamos de Orville Bulmanquien, por nacimiento, heredò la  pròspera empresa familiar de su Padre y a la que dedicó todo el tiempo que fue necesario para mantener y acrecentar el legado recibido sin renunciar a su vocaciòn artìstica, logrando el equilibrio necesario para desarrollarla y hacer de ella tambièn, un gran éxito.-
                    Estudiò en la Central High School de Grand Rapids, donde naciò y al finalizar ese ciclo y antes de dedicarse a la Empresa de su Padre,  viviò durante un año en Chicago respondiendo a su vocaciòn pictòrica, desarrollando actividades de dibujante en un periòdico de esa ciudad.  El mundo de los negocios le llamaba, pero su vocaciòn era demasiado fuerte como para desoir sus propias voces. Entre los años 20 y  30 se dedicò de lleno a las actividades empresariales, pero ya en 1937 expuso en New York, en la Sociedad de Artistas Independientes. 
                    De esa època son estos primeros cuadros. 

                    Imagen

                     

                    Imagen

                    El ambiente urbano era el motivo de su pincel y el trazo de dibujante iba creando su estilo particular.-
                    Hacia 1946, y debido a un problema de salud que le aquejarìa por el resto de sus días,  se traslada a Palm Beach en donde comenzarìa a pasar largas temporadas, en busca del calor y el mar. Continuó exponiendo en ese lugar y  recorriò el sur de los EEUU, visitando la Florida, Lousiana y Alabama, experiencia que se traduce en su obra que va adquiriendo el pintorequismo de la influencia africana, de esa zona de su paìs.-

                    Imagen

                    Imagen

                    Hacia 1950 comienza pintar escenas tipicas de diversas regiones de América, y le llegan, desde Haitì, las fotografìas de ese paìs y su gente que se aboca a reproducir en sus cuadros. Prontamente se enamora de ese paìs, viaja a la isla en 1952 como parte de un recorrido que hace por el Caribe pero siente que es la atmòsfera y el clima haitiano quienes realmente le fascinany motivan sus creaciones.
                    Se instala por largas temporadas en la isla, convive estrechamente con la gente del lugar, participa de sus costumbres, de sus ritos, de sus creencias, goza el humor de los isleños, palpita con su estilo de vida tan rotundamente diferente a lo que habia conocido hasta entonces.
                    Todas esas vivencias comienzan entonces a traducirse, de esta manera:

                    Imagen

                    Imagen

                     Serán estos años de vivencias compartidas con los haitianos, los mejores de su vida, tal como él mismo lo ha expresado, y lo que este pueblo le brindò fue la oportunidad de conocer y trasmitir un modo diferente de la alegria, la de aquellos que la viven de manera espontánea y libremente, alejados de preconceptos y protocolos tan propios de las grandes ciudadades y sus còdigos de conducta.-
                    La fama lo llevaba a exponer en Palm Beach, en New York, Chicago, Beverly Hills, Londres y Paris. Eran sus clientes más entusiastas artistas como Henry Fonda, Greer Garson, George Hamilton y desde Europa, la misma Duquesa de Windsor reclamaba sus obras.

                    Imagen

                    Imagen

                    Los crìticos lo elogiaban, sobre todo en el logro de trasmitir la unidad de todos los pueblos, animales y plantas, personas y costumbres, en un mundo nuevo, felìz y colorido.
                    Tengamos en cuenta que los recuerdos de la Segunda Guerra Mundial aùn eran muy vìvidos, y los años de dolor, de tristezas y pérdidas, buscaban otros modos de consuelo a traves de escenas estimulantes en que las personas se encontraran relajadas y felices en un entorno pacìfico y amable.
                    Y eso es lo que Orville Bulman plasmaba en sus cuadros, exactamente.
                    Cuadros con escenas en la selva, en donde la convivencia de animales, plantas y personas se convierte en algo posible, cercano y disfrutable.

                    Imagen

                    Imagen

                    Su estilo roza lo naif, pero no lo es…, de todos modos el espìritu juguetón y alegre de los pintores naif,  cruza sus cuadros y deja huellas y pistas que no podemos ignorar.

                    Los cuadros con temas marinos son, realmente, absolutamente encantadores.

                    Imagen

                    Imagen

                    Las frágiles embarcaciones en que navegan los personajes, animales y mercancias, están llenas de magia y, por lo tanto, el mar se convierte en un escenario de vida más, como lo pueden ser las casas, los poblados multicolores, las colinas de Haitì, la selva poblada de animales exóticos, todo lo que pasado por la imaginaciòn del pintor, se vuelve posible y real.

                    Imagen

                    En una carta a su esposa,en 1952, Orville Bulman, expresa:  “Sin duda vale la pena ser comprensivo y aceptar a las personas de cualquier credo o nacionalidad, con simpatìa y un genuino deseo de conocerlas y comprenderlas a ellas y a su paìs…. Espero no estar soñando”.-
                    Es ese ánimo el que se percibe en estas obras,  cuando recrea escenas y personajes que nos provocan una sonrisa y ante los cuales nos rendimos, encantados. 

                    Imagen

                     

                    Tomado de: miradadebruja.blogspot

                     

                    El lado oscuro y surrealista de Octavio Paz

                    El Instituto Cervantes acogió anoche el primer homenaje a Octavio Paz, con motivo del centenario de su nacimiento, en el que participaron Juan Villoro y Fernando Savater

                    Imagen

                     

                    (El escritor y periodista Juan Villoro durante la charla)

                    El Instituto Cervantes acogió anoche el primer homenaje a Octavio Paz, en este año en que se celebra el centenario de su nacimiento, con una conferencia del escritor Juan Villoro en la que repasó la figura «oceánica» del poeta mexicano, su poesía transgresora, su papel cívico y su amor por la libertad.

                    Este acto, que ha servido de preámbulo al programa conmemorativo de su centenario que próximamente se presentará en México y en España, ya que fue suspendido por la muerte del poeta José Emilio Pacheco, estaba previsto que fuera un diálogo entre el escritor mexicano Juan Villoro y el filósofo Fernando Savater -amigo personal del premio Nobel y premio Cervantes-, pero un retraso en su vuelo dejó al frente de un auditorio lleno hasta la bandera a un Villoro que ha entusiasmado al recordar el legado de Paz (Ciudad de México, 1914-1998).

                    Aún así, Fernando Savater, que intervino brevemente por teléfono,desde el aeropuerto de Barajas, ha señalado con humor que no se podía contar con Iberia para estas cosas poéticas. Savater ha destacado la claridad de Paz como ensayista. “A él le gustaba la prosa clara como a Ortega, a quien tuvo como modelo, como a los buenos franceses anteriores a Derrida».

                    «A pesar de que escribía claro, Paz tenía un acento surrealista y contracultural importante. Tenía vocación por el lado oscuro de la vida y eso le vincula a los surrealistas y a otras tradiciones que están muy presentes en su obra, como el yin y el yan», argumento Savater.

                    Denunciar los totalitarismos

                    También el filósofo subrayó la vigencia en el México de hoy de los temas tratados por Paz y ha recordado la importancia del escritor a la hora dedenunciar los totalitarismos.

                    Pero, antes, el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, ha tenido también unas palabras de recuerdo para otro gran poeta mexicano, José Emilio Pacheco, premio Cervantes también como Paz y fallecido el pasado lunes.

                    Palabras que han sido pronunciadas en una sala en la que también estaban la embajadora de México en España, Roberta Lajous,representantes del cuerpo diplomático y Alicia Mayer, directora del Centro de Estudios Mexicanos de la UNAM.

                    Villoro apuntó la importancia del mito y del misterio del tiempo en la obra de Octavio Paz. «No creía en la cronología. Creía en el tiempo como un misterio esotérico, como los aztecas. Para él la poesía era un instante de sacralidad fuera del tiempo que representa el hoy y un guiño hacia la eternidad», subrayó.

                    Como ensayista, el escritor mexicano ha recordado que para Paz el ensayo era «una forma de cortesía». Él decía que el enemigo tenía voz humana y que había que respetarlo. Disfrutaba discrepando y por encima de la idea de la democracia y la igualdad social, que heredó de sus abuelos, amaba la libertad. «’La fantasía de la libertad’ podría ser un título para la biografía de Octavio Paz», comentó Villoro.

                    Las reflexiones sobre el nacionalismo mexicano, su indagación en la mitología prehispánica, la defensa que hizo del humor, su conocimiento de las culturas orientales, su cosmopolitismo, su militancia en el surrealismo de Breton, con la aventura de la libertad para romper la conciencia, fueron destacadas por Villoro en su charla, en la que también recordó el apoyo que dio a la República en España

                     

                     

                    Fuente: ABC.es