Hay personas que llaman a “Las Casas Colgadas” de Cuenca “Las Casas Colgantes”, pero es un error llamarlas así porque no son casas colgantes, son casas colgadas. Aunque las palabras se asemejan hay una gran diferencia en ello. Aunque la historia no está muy clara para saber el origen de este tipo de casas, hay quienes creen que son de origen musulmán mientras que otros afirman que son de origen medieval.

Hace siglos, este tipo de construcción se veía con frecuencia en Cuenca, pero hoy sólo se conocen tres casas colgadas en todo el territorio de Cuenca. Estas casas están construidas sobre un acantilado, y dan la sensación de que van a caerse en cualquier momento, aunque no es así.

Puedes encontrar la Casa de la Sirena y las dos Casas de Rey o Casas de los Reyes, que se construyeron entre los siglos XIII y XV y se reformaron en el siglo XX para que su majestuosidad pueda seguir siendo patente en Cuenca durante mucho más tiempo sin peligro a que se derrumben o se deterioren demasiado como para acceder a ellas.

En la actualidad estas casas albergan el Museo de Arte Abstracto y un restaurante, y realmente continúan siendo los lugares más fotografiados por los visitantes cuando tienen el placer de acudir a Cuenca para visitar esta estupenda tierra que hay en España.

En la comunidad de Castilla-La Mancha, en España, el río Júcar labra una profunda garganta a medida que fluye a través de la Península Ibérica. A lo largo de su longitud, hay muchos y pequeños pueblos con gran encanto. De particular interés es la ciudad medieval de Cuenca, rodeada por los ríos Júcar y Huécar (afluente del Júcar).

Como Patrimonio de la Humanidad, Cuenca es un ejemplo sobresaliente de una ciudad medieval, construida en las paredes escarpadas de una montaña, con pronunciadas pendientes a las profundas gargantas de los dos ríos. Muchas casas de la ciudad son llamadas Casas Colgadas (Casas colgantes) y se construyen en el borde del acantilado, haciendo de Cuenca una de las ciudades más sorprendentes de España.

En el pasado, las casas de este tipo eran frecuentes a lo largo de la frontera oriental de la antigua ciudad, situada cerca de la quebrada del río Huécar. Hoy, sin embargo, solo existen unas pocas supervivientes. De todas estas estructuras, la más conocida es un grupo de tres casas con balcones de madera.

Es difícil determinar la edad de las casas, ya que han sido reformadas varias veces a lo largo de la historia, pero existen pruebas de su existencia ya en el siglo XV. A través de los siglos, las casas han servido para muchos propósitos diferentes, siendo utilizadas como viviendas particulares y viviendas de protección oficial. Una de ellas es ahora un restaurante y otra un museo de arte.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s