Verona es la ciudad de los novios y para rendir homenaje a William Shakespeare, el autor que la hizo célebre en todo el mundo, es casi una obligación visitar los lugares que fueron el escenario de la tragedia romántica por excelencia: Romeo y Julieta.

El literario balcón de Romeo y Julieta

La primera meta es sin duda la casa de Julieta, visitada cada año por miles y miles de turistas. Se trata de “Lo Stallo del Cappello”, una antigua casa torre que se remonta a los años 1200-1300. Según la tradición popular, ésta fue la casa de la familia de los Capuleto (Capuleti), familia de la heroína de Shakespeare. deteriorada por el paso del tiempo, la casa y el patio han sido restaurados con un uso experto de los elementos arquitectónicos y decorativos inspirados en la época medieval.
Hoy en día, en las salas hay una colección de grabados antiguos, que tienen como tema la historia de los dos amantes,  así como muebles y trajes utilizados en la famosa película de Franco Zeffirelli. En el maravilloso patio se puede admirar la magnífica estatua de bronce de Julieta, obra de Nereo Costantini, convertida hoy en uno de los símbolos de Verona.

De la casa de Julieta, se pasa a la de su amado Romeo, que se encuentra en un callejón aislado en el casco antiguo de Verona, no muy lejos de las Tumbas de los Scaligeri. Se trata de un castillo rústico en ladrillos que perteneció a la familia de los Montesco (Montecchi) – por esta razón fue atribuído a Romeo – con el típico almenaje gibelino a cola de golondrina.

Casa di Romeo): La casa de Romeo
Actualmente el edificio es de propriedad privada, sin embargo se puede ver desde el exterior para  revivir los días de lucha entre güelfos y gibelinos, una época en que los habitantes del centro de Verona, aunque protegidos por las murallas de la ciudad y por las aguas del río Adige, erigieron en su defensa torres y fortificaciones privadas.

Este recorrido en la leyenda de Shakespeare ofrece también una importante parada en las célebres Tumbas de los Scaligeri, obra maestra del gótico italiano. En la parte superior de este mausoleo de los miembros principales de la señoría que detentó el poder en Verona entre el siglo XIII y XIV, se encuentran las figuras a caballo de los grandes señores que vivieron, lucharon, amaron y gobernaron en Verona en la Edad Media: Cangrade, Mastino II y Cansignorio.

Arche Scaligere: Tumbas de los Scaligieri

Otro destino de este tour es la visita a las antiguas murallas medievales que rodean la ciudad scaligera, construidas en la edad de las ciudades-estado italianas, bajo la sangrienta tiranía de Ezzelino Romano. A lo largo de las paredes se pueden ver las puertas del Bra, entrada principal en el período en el que se cree que vivieron Romeo y Julieta. Junto a estas antiguas entradas hay un busto de William Shakespeare y una placa que cita a los famosos versos hablados por Romeo mientras estaba exiliado.

La última etapa de este tour romántico en la Verona de Shakespeare es la tumba de Julieta que ha sido identificada en el interior del Monasterio de San Francesco in Corso. Este Monasterio es el único que, en el momento en que la tragedia tuvo lugar, estaba fuera de las murallas y, por consiguiente, es el único al que Romeo podía acceder desde el exilio.

Aunque Julieta es un personaje de la historia de Shakespeare, en Verona cobra vida la leyenda y además de la casa de la heroína, está su tumba.

El Monasterio fue construido en el año 1230 en el lugar donde, según la tradición, San Francesco de Asís durmió. Aquí tuvo lugar el trágico desenlace del gran drama de los amantes de Verona y aquí mismo, en una celda dentro de la cripta oscura y evocadora, entre las tumbas de los monjes, descansa un abierto y vacío sarcófago de marmól rojo conocido como la Tumba de Julieta.

Sin embargo Verona no es solo la ciudad del drama de Shakespeare, sino también una maravillosa ciudad rica en sitios que visitar a partir de la pintoresca Plaza delle Erbe, admirada por poetas y  pintores, en cuyo centro se levanta la fuente de la Madonna Verona frente al esplendido Palacio Maffei. Desde aquí, la Via Mazzini, conocida por sus tiendas, nos conduce a la Arena. Esta parte de la ciudad se llama Listone, muy amada por los ciudadanos para dar un paseo. Por otro lado, a la derecha se encuentra via Borsari que permite llegar a la Puerta Borsari. Dejando a nuestras espaldas el Anfiteatro Romano y caminando por Via Roma, se encuentra la antigua mansión de los Scaligeri: Castelvecchio; continuando hacia el Corso Cavour, antes de llegar a la Puerta Palio, a la derecha se encuentra el barrio de San Zeno, que acoge una gloria entre las más conocidas de la arquitectura romana: la Basílica de San Zeno.

Verona – Plaza delle Erbe – fuente de Madonna Verona

Via Mazzini

CASTELVECCHIO verona

 
A continuación, el Puente de la Pietra sobre el Adigio es una visita obligada para los que deseen  disfrutar de un panorama maravilloso de la ciudad, sobre el único puente romano que sigue intacto.

 

Texto tomado desde: http://www.italia.it/es

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s