El diccionario describe “erotismo” como: Pasión de amor y/o amor sensual exacerbado. Para Octavio Paz, es un personaje invisible el que mueve la psique erótica: la imaginación. Si ambas definiciones se unieran y crearan algo magnífico, sería definitivamente la concepción de art nouveau de Alphonse Mucha quien empapó su arte de sutil sensualidad femenina, bella, pasional y utópica.

Paz le llama imaginación, Mucha sueños. El diccionario lo define como amor sensual, Alphonse lo convirtió en mujer.

Alphonse Mucha

En 1860, en una pequeña población de Moravia, hoy República Checa, nació un hijo pródigo de la región, Alphonse Mucha. Desde pequeño se obstinaba en escribir con la izquierda, lo que causó horas y horas de encierro mientras escuchaba regaños e intentos fallidos por hacerle cambiar. Fue con la mano que tanto odiaban sus mentores con la que realizó sus primeros dibujos inspirados en el catolicismo. Mucha se mantuvo firme a su manera de ser. Así nació y no iban a cambiar.

Alphonse Mucha

Pronto, el país fue víctima de la ocupación Austro-Húngara y como todo habitante de un territorio tomado por extranjeros, sabía que no lograría hacer mucho estando ahí. Así que en cuanto cumplió 17 años, Mucha dejó el pequeño territorio para mudarse a Viena e intentar hacer una carera artística. A pesar de tener un gran talento como cantante, Mucha amaba el dibujo, así que si no permitió que le cambiaran la manera de escribir cuando era niño, mucho menos dejaría que su sueño se le escapara de las manos.

Alphonse Mucha

En 1881, el Conde Kart Khuen de Mikulov lo contrató para decorar con murales el Castillo de Hrusovany Emmahof. Quedó tan maravillado con el trabajo final, que acordó financiar su carrera en la Academia de Bellas Artes de Munich. Terminó y el tiempo pasaba mientras trabajaba haciendo algunas cosas impresas y publicitarias, su carrera de artista no despegaba mucho. Entonces, sin avisar y con un Mucha de 35 años, un tanto resignado a la vida precaria que llevaba, llegó su más grande golpe de suerte: Sarah Bernhardt, la mejor y más reconocida actriz de teatro de aquella época le pedía que hiciera el cartel para su próxima obra: “Gismonda”. “La Diva”, como le llamaban, quedó maravillada con el trabajo de Mucha, tanto que comenzó a hacerle promoción y el trabajo llegó poco a poco al artista, pionero del art nouveau.

Alphonse Mucha
Mostrando una sensual dama, con un atuendo elegante y colores llamativos, Mucha llevó su arte por ese camino. Su distintivo estilo tiene como premisa a las mujeres, su sofisticación y belleza, su ropa, cabello y posturas. Así realizó carteles, esculturas y pinturas en las que mostraba partes del cuerpo femenino que en aquella época eran prohibidas y sumamente eróticas, como tobillos, piernas u hombros.

Alphonse Mucha

Las mujeres de Mucha son elegantes, sensuales, seductoras y aparecen en comunión con la naturaleza, sobre escenarios vegetales con decoraciones y accesorios producto de la imaginación del artista, enalteciendo la belleza que Mucha les imprimía en cada línea; que al igual que la mujer misma, eran sensuales y sutiles. Él sabía como mezclar el cuerpo femenino, la naturaleza y al ornamento para generar una obra capaz de trascender valores, costumbres y tiempo. Para él era un conjunto que emanaba belleza.

Alphonse Mucha

Dentro de las obras había siempre algunos elementos esotéricos que en conjunto con la feminidad, le daban ese toque erótico, pero siempre sutil. El art nouveau de Mucha era un gran expositor de detalles que revelaban su espíritu patriótico y sus ideas utópicas. Su arte cuenta la historia de un artista que luchó y ganó contra toda adversidad que impedía tener y desarrollar su propia visión creativa.

Para Mucha, el arte es algo constante, no puede ser una moda. Todo lo que el artista vive y pasa desde su infancia hasta el momento en que se encuentra es lo que lo inspirará a crear diversas obras. El expresionismo, surrealismo y otras corrientes que surgieron con intención de revolucionar el medio, no le interesaban en lo más mínimo.

Alphonse Mucha

El art nouveau quería abarcar todas las expresiones posibles, así que la influencia de Mucha está puesta en la joyería, empaques, interiorismo. Fotografía, escultura y por supuesto, carteles. Hizo diversas piezas que sirvieron de inspiración y estaban a la vanguardia en varios campos.

Al art nouveau de Alphonse Mucha influyó a muchos artistas que retomaron su idea de sensualidad, feminidad y utopía. El Art Déco llegó y desplazó la corriente que el artista había construido, pero con el pasar de los años, se convirtió en una referencia obligada para creativos -sobretodo publicitarios- que retomaron su estilo, como pasó en 1960 y la ola psicodélica, que crearon carteles al estilo Mucha, adaptándolos a la época.

Alphonse Mucha

Artículo de  marzo 21, 2017

Tomado desde: http://culturacolectiva.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s