Cuando se trata de reconocer el trabajo de una mujer, Elena Poniatowska es la primera en levantar la voz. Conocedora de un mundo artístico sin precedentes, la escritora tuvo siempre en mente plasmar en papel los sueños de aquellos que construían poco a poco la pintura, la escultura o la fotografía como la conocemos en la actualidad.

La autora tiene en su haber grandes e interesantes charlas con personas como Diego Rivera, Tongolele y María Félix. Personalidades del arte que le dieron detalles que proporcionaría después en relatos escritos como una crónica narrada, casi un cuento. Poniatowska creó su estilo narrativo y crítico que dejó en claro sus ideas desde del inicio de su carrera. Cómo olvidar aquella entrevista a Diego Rivera en la que la escritora le hace un par de regaños al muralista por su manera de ser y luego le cuestiona intimidades que victimizan a Frida, a lo que él le respondió “es usted muy enojona, Elena”. Se dice que ella sólo esbozó una sonrisa.

pinturas Poniatowska

En 1979 fue invitada a fundar la revista feminista por excelencia, “Fem”, creada por la poeta Alaíde Foppa, en la que colaboraban Elena Urrutia, Beth Miller y Lourdes Arizpe, entre otras. Sin embargo, se unió no por convicción sino por amistad y cariño. La gran escritora, líder en muchos temas, se sentía atemorizada frente a los debates feministas. No creía ser lo suficientemente apta para debatir. Sin embargo, siempre apoyó a sus amigas y a las mujeres en general en su lucha por conseguir igualdad. No es de sorprenderse que ella haya ganado el primer Premio Nacional de Periodismo otorgado a una mujer.

“Yo iba a las reuniones; las quería a ellas, las admiraba ” y así lo demostró saliendo a gritar a las calles por el regreso de Foppa quien fue desaparecida por el gobierno guatemalteco. También escribió de Lupe Marín, esposa de Rivera y Jorge Cuesta. La retrató como una mujer que no sólo fue víctima de su corazón roto en dos ocasiones, sino como una persona de gran valor en la vida de ambos artistas.

Pero si tuvo gran admiración por alguien, fue por Leonora Carrington, artista que considera tan increíble como una novela. Se conocieron en los años cincuenta cuando se frecuentaban en la casa de la pintora, en la calle Chihuahua. Tuvieron largas charlas  junto a otras grandes como Nancy Oaks y “La Doña”. Carrington era surrealista, lo que complementaba muy bien el carácter crítico y realista de Poniatowska. Eran una balanza de emociones.

pintoras que tienes que conocer leonora

La pintura en Poniatowska es algo verdaderamente importante y esencial de la vida, por eso no es una calamidad encontrar entre sus artistas favoritas a Carmen Mondragón, mejor conocida como Nahui Olin. En sus relatos, Elena la rescata del anonimato y del mote de “la otra” o de ser la “musa de Dr. Atl”, para darle valor a su obra pictórica. “Pese a terminar gorda, loca y fea: una astrosa, maloliente y pintarrajeada vagabunda que rodeada de gatos solía deambular en la Alameda, fue una de las mujeres más bellas de los años 20 y modelo de fotógrafos y pintores, entre ellos Diego Rivera, quien la representó como ‘la musa de la poesía erótica’ en su mural “La Creación”, se lee en un texto de la escritora dedicado a la mujer de ojos enormes.

pintoras que tienes que conocer ollin


Por supuesto, no podía dejar de lado otra representante de los sentimientos, la más grande, quizá: Frida Kahlo, a quien llegó a comparar con la Virgen de Guadalupe por la devoción y significado que le atribuía el pueblo mexicano, pero también por la manera en que ella se sacrificó por el amor y el arte. “Si lees las cartas y diarios dedicados a Diego, te das cuenta de que tiene esa cosa del habla popular”. En efecto, Kahlo es la pintora del pueblo y no por plasmarlo, sino por sufrir en sus pinturas y con ella, los espectadores.

pintoras que tienes que conocer kahlo

Similar a Frida, Remedios Varo pintaba lo que Elena sentía. De origen español, Poniatowska siempre le dio la oportunidad de demostrar qué tan mexicana era a través de su obra. Así, Poniatowska aprendió que el surrealismo no es la representación de una sociedad determinada en una parte del mundo, sino el sentir propio de los artistas. Elena reconoce el arte de la surrealista como un parteaguas de la materia. Aunque nunca hubo un acercamiento como con las demás pintoras, siempre se mantuvo admiradora de su obra.

pintoras que tienes que conocer varo

De igual manera mantuvo su distancia con Angelina Beloff, aunque compartía el dolor de sus pinturas. Elena siempre se mostró empática con las mujeres y sus formas de expresión, pero su carácter crítico la orillaba a inmiscuirse dentro de los sentimientos que aunque parecían evidentes, tenían un fondo mucho más definido que la forma. Su encuentro con Beloff fue exactamente así. Ella había perdido un hijo de Diego Rivera y según cuenta Poniatowska, estaba destrozada. La pintora hizo nacer de ese sentimiento la inspiración para crear magníficas obras de arte que representaban el México que añoraba recorrer con Rivera. Elena considera su visión de extranjera, un dato valiosos para darnos identidad propia.

pintoras que tienes que conocer beloff

Alguien que alababa por demás a los extranjeros, según Poniatowska, era María Izquierdo, quien se “adornaba más que una piñata”, muy al estilo Frida Kahlo, pero la diferencia era abismal, según Izquierdo. Poniatowska le critica el folklore que emanaba: “Se decía mucho más natural, no era una folklórica, sino una mujer esencial”. Aunque siempre reconoció el objetivo principal de Izquierdo: enaltecer lo mexicano y su cultura. México como objeto de culto, “de esos que le fascinan a los chicanos, de esos que te traen de vuelta al país en una sola imagen”, cuenta Elena sobre a quien denominó “la cuarta cabrita”.

pintoras que tienes que conocer izquierdo

Elena Poniatowska no se considera feminista a pesar de ser catalogada como tal. Con el tiempo se volvió partidaria del movimiento. No obstante, ella sigue sin serlo propiamente. Sus personajes son las que juegan con la ideología, ella sólo les da las armas que, a su vez, recibió por parte de sus amigas e ídolos, como las 6 pintoras anteriores.

 

Artículo tomado de: http://culturacolectiva.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s