La separación de sus padres, su maternidad adolescente y los problemas con el alcohol, no lograron apagar a esta gran estrella

En los genes de esta mujer, ya venía la pasión por la música. Es hija de Clarence La Vaughn Franklin, un reconocido reverendo baptista y de la cantante de gospel, Barbara Franklin.

Aretha Louise Franklin nació en Memphis, Tennesee, el 25 de marzo de 1945, pero casi toda su infancia la paso en Detroit, Michigan, donde cantaba en la iglesia y tocaba el piano. La madre de “la reina del soul” abandonó a su familia y, tiempo después, falleció cuando la artista tenía apenas 10 años de edad.

Tiene dos hermanas, Erma y Carolyn, quienes también heredaron ese gusto musical y fueron parte de los coros de Aretha.

El inicio de su carrera y el salto a la fama

El hecho de cantar en la iglesia le ayudó a grabar su primer disco, cuando apenas tenía 14 años de edad. Se llamaba “The gospel soul of Aretha Franklin”, producido por la disquera Checker. A principios de los 60 firmó con Columbia para producir algo más orientado al jazz, pero su voz era tan extraordinaria, que superó este género y creció en los campos del gospel y del blues.

En 1967 se fue con Atlantic Records, donde grabó el éxito I never loved a man the way I love you, considerado como uno de los mejores temas de soul de todos los tiempos. Su primer gran éxito llegó con Respect, una canción de Otis Reading, con la que se consagró. Para 1967 editó el disco “I never loved a man the way I love you”, con el que ganó dos premios Grammy.

Un año después, lanzó “Lady Soul”, una producción muy exitosa que contenía canciones que se convirtieron en clásicos, como Chain of fools, (You make me feel like) Natural woman o Ain’t no way. Aquí fue cuando se ganó el apodo de “La dama del soul”.

En 1968 también lanzó el disco “Aretha now”, con grandes melodías como Think y I say a little prayer, de Burt Bacharach.

Para la década de los 70 comenzó a redefinir su carrera y probó con algunos temas de rock, pop y soul que ya habían sido grandes éxitos, como Let it be y Eleanor Rigby de The Beatles. Sin embargo, sus problemas de humor, el cual era muy variable, y la mala elección de material, comenzaron a afectar su carrera.

Después la vimos en la película The Blues Brothers (1980), en la que actuó e interpretó la canción Think para la banda sonora. Su talento era tal, que en 1987 fue la primera mujer incluida en el Salón de la Fama del Rock and Roll.

En 1988 decidió dar un respiro en su carrera, debido a la muerte de dos de sus hermanas, pero 10 años después, regresó con el disco “A Rose is Still a Rose”.

Sus amores

La cantante se convirtió en madre a muy temprana edad, pues poco antes de cumplir los 13 años tuvo a su primogénito Clarence, y dos años después, a Edward.

Aretha nunca ha revelado quienes son los padres de sus primeros hijos, quienes fueron criados por sus hermanas, a fin de que ella pudiera dedicarse de lleno a su carrera profesional.

En 1961, a pesar de las objeciones de su padre, se casó con Ted White. En este matrimonio tuvo a su tercer hijo, pero sufrió violencia doméstica y terminó divorciándose en 1969.

Nueve años después volvió a casarse, pero ahora con el actor, Glynn Turman, el 11 de abril de 1978, pero se separaron en 1982 y se divorciaron dos años después. También se involucró sentimentalmente con Sam Cooke y Dennis Edwards, ex integrante de The Temptations.

Su música como arma política

Sin duda es una excelente representante de la comunidad afroamericana de Estados Unidos y su figura ha estado vinculada a la historia contemporánea de ese país. De hecho, su canción Respect fue usada en los 60, como himno de aquellos grupos que luchaban en contra del racismo y por los derechos de la comunidad negra.

Otro ejemplo de esto es (You make me feel like) Natural Woman, considerada como un canto feminista en plena revolución sexual. En el funeral de Martin Luther King interpretó Precious Lord y en la toma de posesión del primer gobierno de Barack Obama, en 2008, Aretha cantó My country is tis of thee.

Sus adicciones y el temido retiro

Esta mujer siempre ha lidiado con problemas de sobrepeso. En 1974, bajó muchísimo gracias a una dieta radical, pero el gusto le duró poco. También ha sufrido alcoholismo y una adicción al tabaco, dos de los vicios más graves para los cantantes.

Apenas el pasado 10 de febrero de 2017, nuestra reina del soul anunció que tras 56 años de exitosa carrera, dejaba los escenarios. Pero para no irse así, en blanco, grabará su último disco, el número 42 de su trayectoria, y que saldrá a la venta en septiembre.

 

La criticada biografía

En 2014, Aretha criticó fuertemente una biografía no autorizada, que fue escrita por David Ritz, y que lleva por nombre “Respect”. Simple y sencillamente indicó que era un “libro basura”, por lo que pidió a la gente que no desperdiciara su tiempo ni su dinero en comprar y leer algo como eso.

En este texto, Ritz toca temas delicados en la vida de Franklin, como su maternidad adolescente, la separación de sus padres y su batalla con el alcohol; temas que no se tocaron en la primera biografía que él ya había publicado con la colaboración de la propia cantante, la cual salió a la venta en 1992, “Aretha: From these roots”.

Art{iculo tomado de: http://de10.com.mx/top-10/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s