Baalbek, en árabe Ba’lbakk (بعلبك), es actualmente una localidad de Líbano de 25.000 habitantes a 86 km al este de Beirut. La economía se basa en el cultivo de viñas y árboles frutales. En la antigüedad fue un santuario fenicio dedicado al dios Baal; fue ciudad griega, y a partir de la época de los seléucidas se le llamó Heliópolis, siendo colonia romana desde Augusto. Según algunas versiones cristianas Santa Bárbara (mártir) vivió en esta ciudad.

Es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del cercano oriente, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984. Es notable una zona de templos de entre los siglos IIII d.C. en honor de la Tríada heliopolitana: JúpiterMercurio y Venus. Las primeras excavaciones se iniciaron hacia 1900.

Imagen

 

(Templo de Baco.)

Historia del yacimiento

Orígenes

Los orígenes de Baalbek se remontan a dos asentamientos cananitas que las excavaciones arqueológicas bajo el templo de Júpiter han permitido datar su antigüedad, siendo de la edad del bronce antigua (29002300 a. C.) y media (19001600 a. C.).

La etimología del topónimo está relacionada al sustantivo bá’al o bēl que en varias lenguas del área semítida noroccidental (como el hebreo o elacadio) significa “señor”. El término Baalbek significaría entonces “señor de la Bekaa” y estaría, probablemente, relacionado con el oráculo y el santuario dedicado al dios Baal o Bēl (a menudo identificado como Hadad, dios del sol, de la tempestad y de la fertilidad de la tierra) y aAnat, diosa de la violencia y de la guerra, hermana y consorte de Baal (más tarde se identificaría con Astarté), quizá asociada a Tammuz (más adelante identificado con Adonis), dios de la regeneración primaveral. Las prácticas religiosas de estos templos contemplaban seguramente, como en otras culturas vecinas, la prostitución sacra, los sacrificios animales (y quizá también humanos) y las ofrendas rituales a las divinidades.

La ciudad, situada en una posición favorable desde el punto de vista estratégico, cerca de las fuentes de los ríos Orontes y Litani, no tendría de todas maneras, al menos inicialmente, un importante valor comercial y estratégico, no siendo mencionada en las fuentes egipcias y asirias.

La identificación con la bíblica Baal-Gad (Libro de Josué 11,17; 12,7), recogida como el límite septentrional de la conquista de Josué, es hoy contestada, sosteniendo más bien que la localidad bíblica se debe identificar con la ciudad de Ḥāṣbayyā, en el sureste de Líbano, o tal vez con Bāniyās (la antigua Cesarea de Filipo), sobre los Altos del Golán.

Imagen(Propileos del santuario de Júpiter.)

Descripción del santuario

Propileos[

Fueron construidos en los inicios del siglo III, en la época de Caracalla encima de una escalinata monumental y constituían el acceso al área sagrada del templo de Júpiter. En origen formaban parte de una fachada de 12 columnas, entre dos torres muy altas, sobre la que se asentaba unfrontón.

En el muro restante se abría un ingreso central por el arco y dos pasos laterales, que más tarde fueron tapiados. El muro estaba decorado por dos pisos de hornacinas que en origen debían albergar estatuas, encuadradas por un pequeño santuario con frontones alternativamente triangulares y arqueados, sostenidos por lesenas de orden corintio en la planta baja y de orden jónico en la planta superior.

Patio hexagonal

De los propileos se accedía a un patio de planta hexagonal (mitad del siglo III, bajo Filipo el Árabe), circundado por pórticos que se abría sobre el fondo con exedras rectangulares, un templo ricamente decorado. El patio sufrió importantes modificaciones en la época en la que fue instalada lacapilla dedicada a la Virgen y sucesivamente por la transformación en bastión defensivo de la ciudadela árabe.

Gran patio

El patio (135 por 113 metros), construido bajo Trajano, contenía el gran altar con torre de tiempos de Nerón y diques laterales para las lluvias. Los pórticos laterales (128 columnas con fuste en granito de Assuan) estaban sostenidos por criptopórticos y sobre el fondo se abrían exedras con planta alternativamente rectangular y semicircular, está cubierta por semicúpulas en piedra. Inscripciones pintadas en algunas de las exedras dan testimonio de su uso para las comidas sagradas de confraternidad y comunidad, que debían formar parte del culto heliopolitano.

En el patio es construida la basílica teodosiana, dedicada a San Pedro.

Templo de Júpiter

El templo (construido en la primera mitad del siglo I), que contenía la estatua de Júpiter Heliopolitano, dominaba el gran patio, elevado sobre una escalinata con tres rampas. Se trataba del templo romano más grande conocido, en origen un períptero con diez columnas sobre el frente y diecinueve sobre los largos lados. Quedan en pie seis columnas colosales, con fustes de 2,20 metros de diámetro (lo que es igual a 75 pies romanos). El entablamento alcanzaba los 5 metros de altura incluido un friso decorado con prótomos (cabezas) de toros y de leones y con guirnaldas.

Imagen

(Fachada lateral del templo de Baco)

 

Templo de Baco

 

Elevado sobre un podio de 5 metros de altura, mide 69 por 36 metros y se accede a él por una escalinata con 33 peldaños. Estaba precedido por patioporticado con un acceso monumental. Se remonta a la mitad del siglo II (Antonio Pío128161) y se trata de un templo períptero con ocho columnas sobre el frente (“octástilo”) y quince sobre los lados largos, estando muy bien conservado (salvo el techo de la cella y parte de las columnas laterales). Las columnas estriadas alcanzaban con basa y capitel una altura de 19 metros y también en este caso el friso estaba decorado con prótomes de toros y leones.

El enmarcado del portal de ingreso de la cella presenta frisos figurados y una decoración que relaciona el templo con el dios Baco, aunque el techo del portal muestra un águila con un caduceo, atributo típico del dios Mercurio. El culto del dios local, con características similares a las del griego Adonis, consistía en la utilización de vino, opio y de otras drogas para alcanzar el éxtasis religioso.

En el interior de la cella las paredes laterales están decoradas con hornacinas sobre dos órdenes: las inferiores son superadas por frontones arqueados y las superiores por frontones triangulares; las hornacinas son encuadradas por semicolumnas corintias. Sobre el fondo del templo un ádyton contenía la estatua del dios.

En el ángulo sureste del templo se construyó a la vez una torre, que en el siglo XV, en época de los mamelucos, era la residencia del gobernador local.

Templo redondo o templo de Venus

Está situado entre los dos otros templos. Estaba encerrado en un recinto sagrado que contenía también otro pequeño templo, hoy en ruinas, conocido como “templo de las Musas”.

El templo, al cual se accede por una escalinata, estaba precedido en origen por un pronaos rectangular octástilo. La celda redonda estaba decorada en el exterior por hornacinas cubiertas por semicúpulas en forma concha. Las columnas que circundaban la celda presentaban un entablamento que no seguía las líneas de las columnas, encorvándose en cambio hasta tocar el muro externo de la celda, creando una insólita forma estelar y encuadrando de tal forma las hornacinas.

El testimonio de Eusebio de Cesarea, que atestigua la continuidad del culto en los inicios de la época cristiana, nos informa de su naturaleza orgiástica y de la presencia, probablemente, de la prostitución sacra.

El templo fue transformado en la iglesia de Santa Bárbara, pero quedó fuera de la ciudadela árabe y el complejo entero es en seguida cubierto por una serie de poblaciones. Los restos del templo fueron desmontados y remontados en un espacio libre.

Imagen

 

(Vista panorámica del Gran Patio del complejo del templo de Baalbek)

Baalbek en la actualidad

En los años sucesivos a la independencia libanesa, el valle de la Beqaa sufrió una relativa marginalidad económica y política, aunque Baalbek sí pudo contar con ganancias derivadas de la creciente afluencia de visitantes locales y extranjeros. Después de comenzar a celebrarse esporádicamente espectáculos estivales desde 1922, es a partir de 1955 cuando se organiza de manera sistemática el Festival de Baalbek, comprendiendo su programa de un conjunto de espectáculos teatrales, ópera lírica, conciertos de música clásica y ligera, organizado en el marco del gran patio. Directores de orquestas, intérpretes y grupos del calibre de Herbert von KarajanMstislav RostropovitchFairouzUmm KulthumElla FitzgeraldJoan Báez han tenido memorables conciertos en esta sede monumental.

El festival fue interrumpido en 1975, por la guerra civil libanesa (1975-1990), cuando la ciudad de Baalbek se convierte en un asentamiento de la milicia Hezbolá. Al fin de la guerra civil en 1990, la situación se va normalizando progresivamente y en la actualidad la visita al yacimiento arqueológico y a la ciudad es posible sin ningún tipo de peligro. En 1997, se reanudó el Festival de Baalbek y en 1998 se inauguró la colección permanente que constituye el núcleo central del nuevo Museo arqueológico

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s